Menú de usuario

CIPCA

Centro de Investigación y Promoción del Campesinado

PRIMERA INFANCIA : UNA MIRADA DESDE LOS ACTORES LOCALES

Primera Infancia:  Una mirada desde los actores locales

Por: Enrique Rivera Lloclla Integrante del Grupo Agenda Educativa Regional - AER 
Artículo publicado en el Suplemento SEMANA del Diario El Tiempo. Domingo,
23 de noviembre de 2014. Pág. 08 y 09.

 

Las elecciones municipales y regionales han permitido hacer más visible la necesidad de ampliar y profundizar la atención a la  primera infancia. Autoridades, profesionales y ciudadanía en general ratifican su carácter primordial en el desarrollo pleno de las personas y de la comunidad en general;  por ello es que su concreción reclama un permanente quehacer de incidencia desde la sociedad civil con el propósito de establecerla como una eficiente y sostenida política de estado.

El surgimiento del Sistema Regional de Atención a la Primera Infancia (Sirepi), en 23 distritos según fuentes del Gobierno Regional Piura, interviniendo en las líneas de salud materno-neonatal, nutrición, seguridad alimentaria, desarrollo de capacidades e identidad, representó, y representa todavía, una posibilidad de canalizar esta demanda, desafío sumamente vigente si se recuerda que en la infancia piurana, según estudio de la Fundación Bernard Van Leer,  la desnutrición crónica subió de 21 % en el año 2011 al 25 % en el  2013 y que, en el mismo período, la anemia se incrementó del 37 al 44 %,  hecho al que deben agregarse las considerables limitaciones que en el desempeño estudiantil presenta la mayoría de niños de segundo grado de primaria. En ese sentido resulta no tan coherente valorar solo el dato estadístico puro y duro del crecimiento económico en la región, sin relacionarlo con la evaluación de las  políticas públicas que involucran  a los niños y niñas de cero a cinco años de edad, provenientes de los sectores  de pobreza y de extrema pobreza.

Es que un asunto es el diseño de la política pública y otro su implementación y ejecución real. El grupo Agenda Educativa Regional (AER), en el marco del VI Conversatorio realizado el 31 de octubre, reunió a tres profesionales involucrados en la cotidiana actividad de dar atención a la primera infancia: Rosa Gómez Zapata, Jefa del Establecimiento de Salud “Almirante Grau” de Cura Mori; Clara Mendoza Sánchez, Responsable de la Primera Infancia en la Municipalidad de Cura Mori; y Soledad Coronel Bellido, Coordinadora de los PRONOEI del AA.HH Nueva Esperanza, distrito 26 de Octubre. 

SURGIMIENTO DE UNA VOLUNTAD POLÍTICA FAVORABLE A LA INFANCIA

Al indagarse sobre los logros que se pueden percibir a nivel local en la atención a la primera infancia, las panelistas coincidieron en señalar que el más significativo lo constituye la decisión política en algunas autoridades municipales respecto a institucionalizar una nueva gestión. Esta incluye un presupuesto para mejorar infraestructura, equipamiento, materiales y recursos humanos, como base para la ejecución de actividades de educación temprana. Asimismo se consideró como logro la implementación de espacios comunales de estimulación a la infancia, en el marco del Programa Familia Feliz (actividad promovida por el Gobierno Regional), con apoyo de  organizaciones de base, que aprovechan el conocimiento y el compromiso de los mismos pobladores en acciones varias como la elaboración de soportes pedagógicos para los niños y niñas, haciendo uso de materiales de la zona. Son ejemplo de esta gestión en distritos como Buenos Aires, La Matanza, San Miguel El Faique, Morropón, Montero, Frías, Cura Mori y La Arena.

DESARTICULACIÓN INTERSECTORIAL E INTERGUBERNAMENETAL

El panel afirmó que si bien en algunos distritos de la región se cuenta con un órgano como el Sirepi, a través de los Equipos Técnicos Locales y Comités Locales de Primera Infancia, es de agregar que éste no logra todavía una verdadera y sostenida cohesión de políticas que se traduzca en una optimización de esfuerzos y en una mayor eficacia en el servicio a los y las infantes. Clara Mendoza acotó “que las dificultades están ligadas a la escasa coordinación y poco diálogo entre las instancias de gobierno municipal, regional y nacional para facilitar la implementación de actividades que  involucren a todos en la atención a la infancia”.  Se señala como un problema de fondo que se imponen metas, sin considerar las particularidades de cada realidad, situación que se agrava por la carencia a nivel local de capacidades desarrolladas para asumir funciones de articulación intersectorial e intergubernamental.

Además, el panel sostuvo que la falta de legitimidad y difusión del SIREPI provoca que sus gestiones para lograr articulación no se cristalicen y que sólo se cuente (a la fecha y en la mayoría de las localidades) con una articulación “basada en documentos o actos declarativos” entre el equipo regional (coordinado desde la Gerencia Regional de Desarrollo Social) y los equipos locales, situación que dificulta la implementación de actividades.

No existe, de otro lado, un Plan Articulado que garantice la real atención a la primera infancia. La inexistencia de un centro regional de información, actualizado y organizado a nivel distrital, provincial y regional, fue señalada por Rosa Gómez. En efecto, la carencia de una línea de base que recoja las características socioeconómicas y culturales de cada una de las zonas de intervención no da solidez a las decisiones e intervenciones que se asumen en los proyectos de desarrollo infantil. A ello debe agregarse la dispersión geográfica de los diferentes caseríos que pertenecen a los distritos de mayor peso rural.

Es necesario, se demandó, que el Sirepi intervenga en más espacios de la costa, donde la pobreza golpea los cinturones marginales de las ciudades. En aquellos distritos donde todavía no está presente, las dificultades se relacionan, señaló Soledad Coronel, con el poco interés que reflejan algunas autoridades por  la infancia de su jurisdicción, la poca participación de la sociedad civil, el desconocimiento de la evolución de los niños y niñas y la deficiente cobertura, especialmente para infantes de cero a dos años de edad. Esta situación se agrava con la insuficiencia de profesionales y técnicos calificados para acompañar el proceso de implementación de políticas públicas a favor de la primera infancia, sumándose, en algunos casos  la  violencia familiar y la inseguridad en general.

ALGUNOS ASPECTOS CLAVES

En el panel se precisó que la coordinación regional del SIREPI, debe ser gestionada por un equipo multidisciplinario de profesionales, al que se debe garantizar el financiamiento respectivo, para que cumpla con las actividades previstas en su Plan Operativo Institucional. Asimismo, se sostiene que los gobiernos locales y el gobierno regional deben implementar un área o gerencia, dedicada exclusivamente a las políticas relacionadas con la primera infancia, con presupuesto suficiente y oportuno, instancia que precisa tener como una de sus prioridades la elaboración de un diagnóstico de línea base, que precise las necesidades, expectativas, indicadores y presupuesto en cada espacio territorial.

Para consensuar un plan de trabajo que fortalezca los núcleos distritales de gestión de la primera infancia, se enfatizó finalmente que los instrumentos de política deben ser validados por equipos técnico-locales, bajo el enfoque de construcción participativa, potenciando el compromiso de vigilar el desarrollo de estrategias de atención y actividades concretas a favor de este segmento estratégico de la población. Se demandó igualmente mayores campañas de sensibilización y empoderamiento a la comunidad, junto a la búsqueda de nuevas estrategias para realizar una efectiva incidencia política. Los niños, se remarcó, son sujetos de derecho y por lo tanto son sujetos de acción y no de reacción.

Finalmente, el AER espera que el Fondo de Estímulo al Desempeño y Logro de Resultados Sociales (FED), anunciado por el MIDIS para la Región Piura, fortalezca al SIREPI y por ende se refleje en una mejora sustancial por la primera infancia.

DATOS

Teniendo en cuenta la opinión favorable del presidente regional electo, Reynaldo Hilbck Guzmán, de continuar con la implementación del Sirepi, voluntad suscrita en el Pacto Político por la Gobernabilidad Regional Piura 2015-2018, el AER considera algunos aspectos que deberá desentrabar si desea llevar a cabo este propósito. Estos son:

  • De acuerdo a la Ordenanza Regional 223-2011/GRP-CR que crea el SIREPI, a nivel regional se debió organizar el Comité Regional de la Primera Infancia. Sin embargo, este Comité (un espacio de concertación como fue concebido desde un inicio) no ha sido instalado como tal. En su lugar, ha funcionado el Equipo Técnico Regional, el cual fue creado y conformado mediante Resolución Ejecutiva Regional Nro. 724-2012/GRP-PR, dada en octubre del año 2012. Este equipo está conformado por los mismos actores que deberían haber conformado el Comité Regional. En tal sentido, una primera acción sería diferenciar las funciones y la conformación de estas dos instancias, con la finalidad de agilizar las decisiones que deben tomarse en cuanto a la articulación intersectorial e intergubernamental y estas se reflejen a nivel local.

 

  • Según fuentes del Gobierno Regional Piura, dentro de la nueva propuesta del Reglamento de Organización y Funciones de esta máxima entidad, que ha sido aprobada en el mes de julio del 2014 por el Directorio de Gerentes, se contempla la creación e incorporación de la (hasta ahora no instalada) Dirección Ejecutiva del SIREPI, como una unidad orgánica dentro de la Subgerencia Regional de Desarrollo Social de la Gerencia Regional de Desarrollo Social. Sin embargo, debido a la naturaleza de la política pública en mención, AER considera que su implementación podría ser asegurada sólo sí se ubica como una instancia dependiente de la Gerencia General o de la Presidencia Regional, con el propósito de que el accionar de la Dirección Ejecutiva este respaldada por una permanente asignación presupuestal.
Back to Top