CIPCA

Centro de Investigación y Promoción del Campesinado

Nota Informativa Marzo 2014

GIPAR valida diagnóstico sobre políticas de asociatividad en la pequeña agricultura.

Piura, 14 de marzo de 2014

El Grupo Impulsor de Políticas Agrarias Regionales – GIPAR, en sesión realizada el martes 11 de marzo, validó el diagnóstico inicial de la situación de las políticas de asociatividad en la pequeña agricultura empresarial. Este documento forma parte del estudio de investigación denominado Diagnóstico regional de la política de promoción de la asociatividad en la pequeña agricultura e identificación de propuesta de mejora en su implementación,  a cargo de Carlos Cabrejos Vásquez, miembro del citado Grupo.

Como se recuerda el GIPAR, creado en julio del año pasado, tiene como objetivo central generar espacios de dialogo, propuesta e incidir para la implementación efectiva de políticas públicas agrarias dirigidas a la promoción del desarrollo de este sector con énfasis en los pequeños productores/as agrarios/as, campesinos/as y comuneros de la región Piura.

En ese sentido, GIPAR ha decidido iniciar acciones, elaborar propuestas y plantear iniciativas en torno a tres prioridades:

El diagnóstico inicial presentado corresponde a la primera política que aparece en el cuadro anterior. Entre las principales conclusiones que esboza el documento están:

  • La pequeña agricultura cuenta con un conjunto de problemas que se dan en todas partes del país, y muchos de ellos son estructurales, tales como: baja productividad y producción, bajo nivel educativo de los agricultores, escasa asistencia técnica, ausencia de servicios logísticos y organizaciones sociales débiles.
  • La propiedad y la gestión de los predios están en manos de agricultores viejos, reticentes a cambios, anulando la presencia de los hijos que pierden interés por manejar los predios y prefieren migrar a las ciudades.
  • La potencialidad de la pequeña agricultura en el proceso de desarrollo local rural, se basa en la oferta de alimentos, cuenta con recursos como tierra y agua, alto número de productores, diversidad de cultivos o agro biodiversidad, convirtiéndose en el punto central de estrategia sostenidas de desarrollo local,  de lucha contra la pobreza y la soberanía alimentaria.
  • Existe un buen número de organizaciones públicas y privadas que trabajan con organizaciones de pequeños agricultores y que se proyectan a mejorar la calidad de vida de los pequeños agricultores y sus familias.
  • En la región existen varias experiencias exitosas de organizaciones de pequeños productores, los que han logrado consolidarse bajo alguna modalidad asociativa, sobre todo en comercio de exportación de productos como café, panela, y banano, mango y cacao orgánico, y que les permite a sus socios tener un estándar de vida medianamente aceptable.
  • Las políticas públicas regionales no se encuentran articuladas ni integradas a los procesos de planeamientos estratégicos locales  y/o regionales, en procesos participativos permanentes con visión regional y de largo plazo, poniendo en relieve o valor  a la pequeña agricultura como eje central de la política pública sectorial y territorial.
Back to Top