Menú de usuario

CIPCA

Centro de Investigación y Promoción del Campesinado

EN SAN MIGUEL DEL FAIQUE SISTEMA DE INFORMACIÓN DISTRITAL MEJOR INFORMACIÓN, MEJORES DECISIONES

EN SAN MIGUEL DEL FAIQUE SISTEMA DE INFORMACIÓN DISTRITAL MEJOR INFORMACIÓN, MEJORES DECISIONES

Por: Abog. Henry García Sarca / Lic. Ángel Ramos Guerrero / Integrantes del Área de Gobernabilidad Democrática del CIPCA / Artículo publicado en el Suplemento SEMANA del Diario El Tiempo. Domingo, 22 de noviembre de 2015. Pág. 8 y 9.

El último Censo de Población y Vivienda se realizó en el año 2007, los resultados presentan datos globales, la información disponible está desfasada y la información por caseríos es incompleta, al no estar todos estos considerados en sus listados. Así, la información disponible no es funcional para la planificación o el diseño de políticas públicas locales que respondan a la distribución territorial de las brechas de acceso o cobertura de los servicios públicos.

Las municipalidades son las instancias estatales más cercanas a la población, por tanto son las primeras que deben procurar la satisfacción plena de las necesidades de la población a la que representan, garantizando la provisión oportuna y la calidad de los bienes y servicios que tienen a su cargo y coordinando la acción de los actores públicos y privados presentes en el territorio, de tal manera que se logre generar condiciones que permitan el ejercicio pleno de los derechos de las personas y, por tanto, su desarrollo.

Sin embargo esta pretensión encuentra una de sus mayores limitaciones en la escasa información existente y las características de esta (desactualizada, general, escasamente desagregada), que no permite, por un lado, establecer con claridad y precisión cuál es la situación de la satisfacción de las necesidades de la población, respecto del acceso y la cobertura de los servicios básicos, ejercicio de derechos, actividades económicas principales, situación nutricional de niños y niñas, entre otros aspectos relevantes del desarrollo humano y, por otro, identificar y ubicar en el territorio los caseríos, hogares o personas que son afectadas por estas brechas de acceso o cobertura.

Los censos nacionales no han resuelto esta necesidad, particularmente en el ámbito rural.

El valor público como resultado de la gestión pública

Como todos sabemos el éxito de la inversión privada se manifiesta en la ganancia o utilidad que se obtiene en beneficio de quien la realiza, pero qué sucede con la inversión pública, cuál es la ganancia y a quién o a quiénes debe beneficiar.

Las entidades estatales y específicamente las municipalidades realizan inversiones para crear, mejorar o ampliar la prestación de bienes y servicios públicos que deben generar cambios en las condiciones para el desarrollo de la población, estos cambios generados se convierten en la utilidad esperada de dicha inversión. A estos cambios le llamamos valor público y su generación debe ser prevista por todos los actores locales presentes en el territorio, públicos y privados.

Para medir el cambio provocado por las intervenciones en el territorio, es necesario contar con una línea de base que estableciendo un punto de partida sobre las condiciones socioeconómicas de la población, permita dar cuenta al final de determinado periodo de tiempo los resultados logrados, precisando el éxito o fracaso de la intervención de los actores públicos y privados presentes en una localidad, especialmente de la municipalidad.

En ese afán, la Municipalidad Distrital de San Miguel de El Faique en alianza con el Centro de Investigación y Promoción del Campesinado – CIPCA, en el marco de la ejecución del proyecto “Gestión concertada de políticas de educación, salud de la primera infancia y desarrollo económico local”, elaboraron e implementaron el Sistema de Información Distrital – SID, con el objetivo de incrementar las capacidades municipales para la toma de decisiones que se sustenten en información actualizada y detallada sobre la situación social y económica de la población, así como para la implementación, seguimiento y monitoreo de las políticas públicas que ejecutan los diversos actores públicos y privados presentes en el territorio.

El Sistema de Información Distrital (SID)

El SID es un programa informático que contiene y gestiona la información nominal de toda la población del distrito, permitiendo conocer la cantidad y ubicación de los hogares por caserío, su composición, la situación nutricional de sus hijos e hijas, las condiciones de su vivienda, asimismo el acceso a y la cobertura de los programas sociales, de los servicios de electricidad, agua, saneamiento, salud, educación y las actividades económicas principales, entro otros aspectos.

Esta información es producto del proceso de barrido censal realizado durante los meses de junio y julio de este año, que permitió recoger la información de los hogares de todo el distrito. Este proceso fue propuesto como una de las actividades del Comité Local de Atención a la Primera Infancia -conformado en el marco de la implementación del Sistema Regional de Atención Integral de la Primera Infancia (SIREPI)- que es la instancia articuladora de las intervenciones públicas y privadas que proveen bienes y servicios a los niños de 0 a 5 años del distrito.

La estrategia desarrollada giraba en torno a la necesidad de asegurar la calidad de la información y la visita a todos los hogares de los distintos caseríos del distrito, para lo cual, además de los integrantes del Comité, se involucró a tenientes gobernadores y agentes municipales en el proceso de monitoreo de la labor de los empadronadores.

El énfasis en la primera infancia

Reconociendo que invertir en el bienestar de los niños y niñas genera mayores capacidades para terminar con el círculo de pobreza y exclusión, el proceso de construcción del SID ha colocado un énfasis especial en la población infantil, ante la necesidad de contar con información nominal de los niños y niñas del distrito y sus indicadores nutricionales, que permita determinar la concentración territorial de la anemia y la desnutrición, que sumadas a las características de sus hogares y caseríos, permita definir mejor la naturaleza y forma de intervención, priorizar la inversión por parte de la Municipalidad, además de articular y monitorear las intervenciones sectoriales nacionales y regionales.

El SID, como herramienta para la gestión, presenta los siguientes beneficios:

  • Incrementa las capacidades, de la Municipalidad y los actores públicos y privados, para la toma de decisiones con base en información detallada por individuos y hogares para la formulación de propuestas de desarrollo públicas y privadas.
  • Otorga información actualizada y detallada por caseríos sobre el acceso y cobertura de servicios básicos (agua, desagüe, electricidad), ejercicio de derechos (identidad, educación, salud), programas sociales, discapacidad, actividades económicas, determinando brechas y facilitando el diseño de políticas para su cierre.
  • Facilita el proceso de actualización del padrón de beneficiarios del programa vaso de leche, determinando sub coberturas o filtraciones, facilitando los procesos de mejora a implementarse para garantizar que este programa contribuya efectivamente a la reducción de la desnutrición infantil.
  • Permite contar con un padrón nominal de niños y niñas de 0 a 5 años, con información sobre su estado nutricional (índices de desnutrición y anemia), las condiciones de sus viviendas y caseríos, el acceso a programas sociales, servicios de educación.
  • Facilita los procesos de presupuesto participativo y la actualización o elaboración de planes estratégicos con base en información detallada y actualizada.
  • Fortalece el rol de la Municipalidad como máxima instancia del gobierno local, liderando el proceso de articulación intersectorial e intergubernamental para la promoción del desarrollo integral del distrito.
  • Facilita el proceso de seguimiento y monitoreo al requerir un proceso de actualización permanente para lo cual cada sector (salud, educación, registro civil, vaso de leche, programas sociales) asumen la responsabilidad de alcanzar la información que les compete.

En esa medida el SID se constituye en una herramienta de gestión que, fortaleciendo la autonomía, las capacidades y el rol de la Municipalidad, le permite liderar la intervención articulada en el territorio al facilitar la determinación de brechas de acceso y cobertura de los servicios públicos, la ubicación de las personas y hogares afectados o vulnerables y fomenta el desarrollo de una gestión que garantice la provisión oportuna y de calidad de los bienes y servicios que tienen a su cargo.

Asimismo, la identificación de las brechas y la ubicación de los afectados, permite cruzar la intervención de los actores públicos y privados presentes en la localidad y determinar su cobertura territorial y poblacional, en esa medida la Municipalidad puede desarrollar procesos de negociación para la definición y establecimiento de sinergias para la obtención de objetivos comunes, la realización de seguimiento y monitoreo procurando el logro de resultados y la generación de valor público.

Entonces, si esta herramienta nos permite saber quiénes son y dónde están los afectados por la exclusión y la pobreza, y en esa medida actuar, su importancia y utilidad será mayor para las municipalidades cuyos indicadores socioeconómicos sean más álgidos. Pero es necesario escalar a lo provincial y regional. Sin embargo, ¿en qué medida estos niveles de gobierno pueden contar con herramientas similares? La respuesta la tienen sus mismas autoridades.

 

Back to Top